Skip to content

Blockchain o Bitcoin… ¿De qué estamos hablando?

 

Mucha gente que me pregunta sobre blockchain, tiene la percepción de que es una tecnología “fantasma”, una bomba de humo, algo que se puso de moda y que es una gran burbuja que va a estallar y que va a quedar en nada ¡y en poco tiempo, además!

Lo cierto es que todas estas apreciaciones, que tal vez sean ciertas, no digo que no, tienen más que ver con Bitcoin (la moneda criptográfica) que con Blockchain (la programación con lo que está fabricada esa moneda).

Me parecía importante aclarar esto porque sí que es verdad que tanto Blockchain como Bitcoin son conceptos bastante difíciles de entender y mejor repasarlos.

Una vez leí un ejemplo que me gustó mucho y que decía que: Blockchain es como Windows, mientras que Bitcoin es como Excel: Una aplicación que funciona gracias al sistema operativo Windows.

Mi opinión con respecto a Blockchain.

Creo que es una tecnología que llegó para quedarse, y por bastantes años. Principalmente porque trae consigo soluciones que antes de su llegada no estaban disponibles, como la descentralización y la seguridad.

Es cierto que blockchain no sirve para todo. Ahora mismo parece que si no estás pensando en crear una blockchain para tu empresa, te estás perdiendo algo, y no es tan así.

Está pasando un poco como la histeria que hubo con la llegada de las redes sociales. Muchas empresas querían tener una página en Facebook, sin saber para qué.

Blockchain tiene aplicaciones específicas. Por dar un ejemplo:

Spotify, es una aplicación para escuchar música. Sus usuarios escuchan las canciones que quieren y Spotify está obligado a pagar derechos de autor por la cantidad de veces que se reproduce cada canción.

Pero… si fueses un autor, ¿cómo podrías estar seguro de que Spotify te paga lo que corresponde? No podrías.

Tienes que creer en Spotify

Su base de datos en la que se registra cada reproducción de cada tema por cada usuario pertenece a su ámbito privado y esa información está centralizada en esa sola empresa.

Seguramente haya un sistema de auditoría a través del cual, Spotify puede declarar los consumos reales de música y pagar a los autores lo que les corresponde.

Pero si en cambio, en vez de usar esa base de datos centralizada, utilizara una blockchain, la base de datos con toda la información se repartiría en miles de ordenadores y sería accesible para todos los autores.

Por tanto, cualquier autor podría saber con toda seguridad, si su música es escuchada y en que medida, y por supuesto:

¡Sería remunerado en el mismo momento en el que se reproduce cada una de sus canciones!

Me consta que Spotify ha movido ficha y se dirige a desarrollar un sistema blockchain para virar hacia un sistema transparente. Por tanto, blockchain no es ni humo, ni va a desaparecer, más bien todo lo contrario.

Mi opinión con respecto a Bitcoin.

Pienso que desde que nuestro sistema de monedas se cambió a fiat (cuando dejó de tener respaldo en oro) se convirtió en el precursor de la criptomoneda en si mismo. Todas las monedas fiat tienen su valor por consenso, no por respaldo en metales. Por eso existe el mercado especulativo de cambio de divisas, porque su valor es aleatorio, y tiene que ver con el respaldo institucional, la confianza de quien usa esa moneda y la oferta-demanda del mercado de divisas

Las criptomonedas son casi, casi, lo mismo, con dos grandes diferencias, una buena y una mala.

  • La mala: No las respalda ninguna institución (de momento), y es una clara desventaja con respecto a las monedas fiat.
  • La buena: Su emisión (cantidad disponible) es totalmente transparente, y como no se puede falsificar, es una ventaja destacada a las monedas fiat (no existe la posibilidad técnica de tener 2 criptobilletes iguales, falsificados. La tecnología no lo permite.)

De momento su uso es más bien especulativo. Pero como decía en un post anterior, el día que una gran empresa emita una criptomoneda propia y la respalde, se producirá a mi entender, un cambio de era en el sistema financiero global.

Después de todo, si El Corte Inglés, paga el bonus a sus empleados con su propia moneda “ECIcoins”, éstos podrán comprar productos en las mismas tiendas de El corte inglés, o cambiar esa criptomoneda por Euros en el mercado de divisas, y el comprador de ECIcoins, podrá especular con su compra-venta, o bien ir a hacer la compra del mes al Hipercor con ese dinero, con la seguridad de que dicha criptomoneda está respaldada y garantizada. El uso de esa moneda en un período prolongado y estable de tiempo la dotará de confianza y generará gran consenso sobre su valor.

Aparecerán más y más monedas, ya no serán tan raras, y el consenso por uso, vendrá implícito. (¿Te acuerdas la primera vez que compraste por internet y usaste tu tarjeta de crédito? ¿No te daba miedo? ¿Y ahora, como lo llevas?)

Si tienes un ECIcoin, puedes comprarte un litro de leche hoy y dentro de 10 años. Por tanto, es totalmente consistente como vehículo de intercambio. Veremos, veremos, después lo sabremos…

4 Comments

  1. Juanpe

    No lo entiendo bien Marcel… el corte inglés también está metido en el ajo???? me dejas de piedra

    • wab

      Nooo, que yo sepa, pero es un ejemplo, que podría suceder. (Pienso que sucederá)

  2. Juanpe

    Crees que cada uno se inventará su moneda??? menos mal que hay gente como tu que se da cuenta de estos cambios…

    • wab

      Si que lo creo. Al final, los e-commerces tendrán mucho que decir en esto. Por supuesto, es mi opinión solamente. No me baso en ninguna fuente para afirmarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.