Skip to content

Bitcoin is hiring! Se busca al mayor tonto

 

Como ya pasó hace unas semanas, el precio de Bitcoin ha vuelto a caer por debajo de los 9.000 dólares.

Desde que Bitcoin logró su mayor cotización el 16 de diciembre de 2017, cuando su valor alcanzó los u$s 19.187, todos fueron malas noticias para muchos especuladores que vieron como sus inversiones en cryptomonedas se desplomaron.

El primer gran golpe desde su apogeo duró hasta el 5 de febrero cuando su valor tocó su mínimo reciente al llegar a los u$s 6.949,9.

 

Ese mes y medio de depreciación, se vivió con gran intensidad porque muchos daban por hecho que estábamos presenciando el final (de lo que se sospecha), puede ser una gran burbuja financiera:

De momento lo que hace fuerte a Bitcoin es ser en si mismo un producto financiero extremadamente especulativo, con gran volatilidad. Por el contrario, el uso actual de Bitcoin como moneda de intercambio (el que debería tener y su verdadero motivo de ser), es residual o anecdótico.

Sin embargo, no se produjo el fin de la burbuja de Bitcoin

La moneda empezó a oscilar por arriba y debajo de los 10 mil, alcanzando los 11.501 dólares el 4 de marzo, sacando pecho y dando la sensación de haber logrado con orgullo, una cierta estabilidad verdadera.

Pero muy a su pesar, es muy difícil luchar contra el establishment. Recientemente y debido en gran parte a manifestaciones institucionales de diferentes naciones en las que se manifiesta la intención en firme de crear regulaciones para las cryptomonedas: impuestos, restricciones e incluso prohibiciones de uso, Bitcoin volvió a flaquear.

Si el establishment habla y lo hace en tu contra, te desestabiliza.

De momento Bitcoin volvió a caer el 10 de marzo hasta los u$s 8.762. ¿Y esto significa otra vez que estamos cerca del final?

Yo no lo tengo muy claro. Pienso que no, que Bitcoin no va a morir.

 

Estos días estuve prestando especial atención a la bolsa. Oryzon Genomics explotó, revalorizándose un 44% porque salió una noticia de que uno de sus compuestos [blablabla] es muy relevante. Y claro, intencionadamente o no (no vamos a ser siempre mal pensados), los analistas de Edison Investment Research tradujeron eso a que el valor de cada acción pasaría de 3 € a 9,2 €.

Al otro día, cayó su valor más del 13%, y en ese momento las puertas de Edison Investment Research estaban colmadas de inversores muy cabreados porque querían ganar 3 veces lo invertido en Oryzon, por su culpa.

Se me ocurrió comparar los gráficos de Bitcoin y Oryzon, y parecen hermanitos gemelos.

 

¿Quiere decir esto que Oryzon NO va a valer 9,2 €, o que Bitcoin NO va a valer u$S 100.000 a final de año, como muchos pronostican?

Lamentablemente no lo sabemos. Muy probablemente sucedan las dos cosas, solo una o ninguna. Depende de nosotros, de todos los que estamos implicados en darle valor.

Hyman Minsky dijo que el precio de un objeto no está determinado por su valor intrínseco, sino más bien por creencias irracionales y expectativas de los participantes en el mercado.

Por su parte, John Keynes dijo que los mercados pueden permanecer irracionales más tiempo del que tu puedes permanecer solvente.

La gran pregunta entonces es saber quien es el mas tonto. Según la teoría es esa persona que compra algo a un valor exagerado y que después de haberlo comprado ya no lo puede vender porque nadie se lo quiere comprar.

La sola idea de pensar que Bitcoin puede trepar hasta los 100k, aumentar 11 veces su valor actual en tan solo 9 meses parece una inversión irresistible… pero ¿y si eso es mentira y lo que termina pasando realmente, es que Bitcoin pierde todo su valor?

Quedarnos fuera de la especulación, siendo testigos de como su valor aumenta frenéticamente otra vez frente a nuestras narices y no haber tomado la decisión acertada de beneficiarnos de su apreciación nos hará sentir muy tontos. Entrar ahora, que se pinche la burbuja y quedarnos sin nada nos convertirá en tontos.

Probablemente una buena decisión sea la de comprar algo, una cantidad que no nos importe tanto perder, y dejarla olvidada allí por unos meses hasta que tenga sentido pasar por caja.

Mientras tanto Bitcoin busca un serio candidato para coronarlo como el mayor tonto. Espero que no lo seamos ni tú ni yo.

Be First to Comment

Deja un comentario